viernes, 8 de diciembre de 2017

Algo para recordar con honor

Una reflexión con raíz en un hecho histórico que modifico el ser de un individuo, en su vida y a su familia, Guillermo Mac Hannaford.
Cuantos deben pagar el precio de la fisura de la sociedad argentina que se remontan a mas de dos siglos pasados, con los hechos históricos como el fusilamiento del Coronel Manuel Críspulo Bernabé Dorrego, y el fusilamiento del Teniente General Juan José Valle, de los más conocidos.
Manuel Dorrego
Juan José Valle
Hoy en día, hay una palabra que se expresa por la sociedad argentina dividida, la “grieta”, y nos dicen que la agigantamos con el lenguaje; si hay democracia, hay libertad de expresión, no hay que silenciar nuestra voz, hay que gritar a viva lexía el reclamo justo del pueblo.
En la actualidad hay hechos que reflejan una distorsión de lo correcto, y de lo incorrecto, de lo bueno, y de lo malo, “cuánta agua ha de pasar por debajo de un puente de un río seco”, para que sea una democracia con ética y con valores de igualdad social, en donde los abuelos, los niños y los adultos no tengan que pasar necesidades básicas, como hoy, en determinados lugares de nuestra patria, tan rica en recursos, ciertas comunidades pasen hambre, sin tener que hacer reflejo con otro países como del continente africano.
Por aquí la caja boba donde muestran el cholulaje, mientras al fondo del bosque de crespúsculo oscuro, pasan los elefantes de los acaudalados con sus beneficios personales, que no son el bien común del pueblo, sino la pobreza de los obreros.
Nota periodística de un diario argentino:
 el otro caso de "traición a la patria" en la historia argentina
El mayor Guillermo Mac Hannaford fue degradado y condenado por espionaje en 1938, en una historia que involucra a servicios de inteligencia y falta de pruebas….
La noticia del pedido de desafuero de Cristina Fernández de Kirchner hizo recuperar otro caso en la historia argentina donde hubo una acusación de "traición a la patria".
Guillermo Mac Hannaford fue el único militar argentino condenado a prisión perpetua por traición a la patria en una historia plagada de maniobras, servicios de inteligencia y falta de pruebas. Aunque finalmente el acusado fue indultado.
El escenario: la guerra entre Paraguay y Bolivia.
El mayor Guillermo Mac Hannaford
Durante tres años, 250.000 soldados bolivianos y 150.000 paraguayos se enfrentaron en los cañadones chaqueños.
La guerra finalizó en 1935. El trámite se llevó a cabo en la Argentina, donde su ministro de Relaciones Exteriores, Carlos Saavedra Lamas, convocó a una Conferencia de Paz para dirimir el conflicto --lo que un año más tarde le valió el Nobel de la Paz-- .
Mac Hannaford y otros personajes fueron acusados de vender documentos sensibles a Bolivia y también a Paraguay.
El caso
En “El traidor” (2011), el periodista Adrián Pignatelli recupera la figura de Mac Hannaford, un muy destacado militar de larga experiencia como edecán de personalidades extranjeras y ex agregado militar en Bolivia.
El caso empezó en 1936 y terminó en 1938. Los paraguayos mantenían cordiales relaciones con la Argentina. El coronel Eduardo Torreani Viera, agregado militar de la embajada de Paraguay, había pedido una audiencia con el gobierno argentino. Su país venía de la guerra con Bolivia.
Pero Torreani Viera no había ido a hablar del conflicto, sino que traía una denuncia: un civil argentino le había ofrecido documentos militares secretos. Ese día el civil fue detenido. Era Horacio Pita Oliver, un espía de los servicios de informaciones del Ejército.
¿Quién le había dado los papeles? Pita Oliver mencionó al mayor Mac Hannaford, ayudante del jefe del Estado Mayor, general Nicolás Accamé.
Era toda una sorpresa: Mac Hannaford había sido, hasta dos días antes, uno de los edecanes argentinos del presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt, que había presidido en Buenos Aires la Conferencia Interamericana de la Paz.
Poco antes de las doce de la noche de ese día, Mac Hannaford fue arrestado en su casa de Olivos. Derrumbaron el cielorraso, levantaron los pisos, revisaron cada rincón pero no encontraron nada.
En los cargos que el Consejo de Guerra consideró probada la sustracción de documentos a través de Horacio Pita Oliver. Lo real es que nunca se encontraron los papeles que el intermediario Pita Oliver ofreció a los paraguayos. Tampoco tuvo fuerza de prueba que negociaba documentos a los bolivianos por 300 pesos. En otras palabras, no hubo pruebas clave.
La condena
El 16 de agosto de 1938 el presidente Roberto Marcelino Ortiz, que ya había sucedido a Agustín P. Justo, firmó el decreto confirmando la sentencia. No hubo posibilidad de apelar porque a los defensores se les negó recurrir a la Corte Suprema.
Dos días más tarde todo estaba preparado en el Colegio Militar de Palomar para un acto inédito en la historia argentina, la degradación de un militar.
Mac Hannaford fue llevado primero a la isla Martín García y luego al penal de Ushuaia, donde estuvo alojado hasta 1944. Luego lo mandaron a una cárcel de Buenos Aires. Ya había contraído tuberculosis.
Después de pasar 20 años preso, el ex militar fue indultado finalmente por un decreto del presidente de facto Pedro Eugenio Aramburu, en 1956.
Mac Hannaford murió cinco años después de su liberación. Corría el 5 de setiembre de 1961.”
Fuente: Diario Clarín (08-12-2017)  https://www.clarin.com/politica/pacto-iran-caso-traicion-patria-historia-argentina_0_HkD554PZz.html

lunes, 4 de diciembre de 2017

Arte

El mural que retrata la Buenos Aires de 1915 como si hubiera sido fotografiada desde un drone
La obra de  Jean Desiré Dulin, de 12 metros de ancho y 1,46 de alto, se puede ver por primera vez en un museo porteño. (Video)
Buenos Aires a vista de pájaro. Una parte del mural de Jean Desiré Dulin.
Para los porteños es una obra inédita. Aunque retrata a la Ciudad, nunca se exhibió aquí. Recibido en donación desde Estados Unidos, el mural del cartógrafo y dibujante francés Jean Desiré Dulin, espectacular por su tamaño (12 metros de ancho y 1,46 de alto), se exhibe desde el sábado en el Museo Histórico Cornelio Saavedra (Crisólogo Larralde 6309). La muestra se titula "Buenos Aires, a vista de pájaro: Jean Desiré Dulin (1839-1919)".
Ver Video.
El mural muestra una vista área panorámica desde el Riachuelo a Palermo. Está realizado en temple-témpera y tintas artísticas sobre papel. Y fue exhibido en el Pabellón Argentino de la Exposición Internacional “Panamá – Pacífico”, en la ciudad de San Francisco, en el año 1915.
Buenos Aires a vista de pájaro. Otra de las obras de Dulin que se exponen en el Museo Saavedra.
En tiempos en los que no había helicópteros o aviones, y mucho menos drones, Dulin consiguió una magnífica obra que da una visión diferente de Buenos Aires.
No hay indicios de que se hubiera subido a un globo aerostático para hacer una observación. Lo cierto es que consigue una vista real de Buenos Aires, como si hubiera tomado una fotografía desde el Río de la Plata.
Buenos Aires a vista de pájaro. Un fragmento del mural de Dulin que muestra el sur de la Ciudad.
"La obra permaneció ignorada hasta hoy, es no sólo monumental en su concepción sino insuperable ya que en ella no sólo aparece lo que hubiera podido capturar una lente fotográfica, sino aquello que con la posibilidad inminente de existir aún no existía, o lo que nunca llegaría a existir por haber quedado sólo en proyecto", dicen desde el Museo Saavedra para presentar la exposición, y agregan: "Es, en este sentido, un devenir, el testimonio de una posibilidad. A semejanza de nuestra memoria y diferente del puro presente de una fotografía, la obra de Dulin contiene en una única mirada el pasado, el presente y el futuro de Buenos Aires".
"Por ejemplo, aparecen la avenida 9 de Julio, las diagonales del centro, edificios que todavía no se habían terminado de construir y otros proyectos, como el monumento que se iba a poner en la Plaza de Mayo, referido al Centenario de la Revolución de Mayo, que nunca llegó a concretarse", señaló Alberto Piñeiro (investigador, historiador y director del museo).
Junto a la obra de Dulin se exhiben otros trabajos del artista que conserva el museo y las diferentes Buenos Aires a vista de pájaro realizadas durante la segunda mitad del siglo XIX, algunas de ellas también inéditas.
Según se reconstruye en la muestra, Dulin llegó a Buenos Aires en 1858 y en 1859 presentó su primera vista de Buenos Aires.
Fuente: Diario Clarín (4-12-2017) https://www.clarin.com/ciudades/mural-retrata-buenos-aires-1915-fotografiada-drone_0_Byf9rk1bz.html

domingo, 3 de diciembre de 2017

Poesía del hambre de nuestra sociedad actual

la muerte
se vistió de nochebuena
en esta biblioteca gris,
ha quebrado su belén…
unos niños comen desperdicios,
son el vómito injusto
del estómago capitalista...
no alcanza con rezar.
(c) Ricardo Díaz Montarte.
Que re nazca un niño nuevo
en esa nochebuena de Belén,
Y las bibliotecas huelan a
incienso y mirra,
Caminata de niños,
agradeciendo su pan.
Es el deseo del Pueblo,
en esta Navidad.
 
Patricia Suñer

martes, 21 de noviembre de 2017

La historia de las arterias subterráneas de la Ciudad

Patrimonio urbano
La historia de las arterias subterráneas de la Ciudad: cómo renuevan caños de más de 100 años
Son las cloacas y los pluviales en la zona céntrica de la Ciudad. Usan una técnica similar al stent coronario.
Caños del área central. Los cambian utilizando un sistema similar al de la colocación de stents coronarios
Dos enfermedades, el cólera y la fiebre amarilla, provocaron la muerte del 10 % de la población porteña. Sucedió entre 1867 y principios de 1870 y fallecieron 18.000 personas, muchos de ellos, niños. El agua, que no era potable, fue el propalador perfecto para que estas enfermedades se convirtieran en epidemias. El Cementerio de la Chacarita se creó en medio de esta crisis. La tragedia puso en evidencia la necesidad de contar con un sistema de saneamiento moderno y decirle adiós, por ejemplo, a uno de los oficios más representativos de la época, el de los aguateros. También se dieron de baja los aljibes y pozos negros. Para llevar a cabo el proyecto de saneamiento el gobierno de aquellos años contrató a un inglés, John Bateman.
Fotos históricas. Renovación caños del radio antiguo
Bateman se tomó un año para trabajar en el proyecto definitivo. Lo presentó en 1872 y aquí se desató una fuerte polémica que se extendió por seis años: políticos, empresarios, profesionales y personalidades de la época discutieron los pro y los contra del saneamiento propuesto por Bateman.
"En aquellas épocas había dos tendencias: en algunos países usaban las aguas negras (cloacales) para irrigar cultivos, otros las saneaban y las arrojaban a un curso de agua. Se optó por la segunda opción: que las aguas fueran tratadas en una planta que se encuentra en Wilde, y luego arrojadas al Río de la Plata", cuenta el arquitecto Jorge Tartarini, de AySA. Como director del Museo del Agua y de la Historia Sanitaria, es un experto en la temática. Aún hoy, las aguas negras viajan 25 kilómetros hacia Wilde, por gravitación.
Renovación caños del radio antiguo.
Casi 140 años después, el sistema continúa funcionando igual, con caños que comenzaron a construirse en aquellos tiempos, la mayoría con un promedio de 100 años de vida. Por ejemplo, los más pequeños, son de terracota esmaltada -el esmalte se aplicaba como impermeabilizador-, hay más grandes de ladrillos, y los de mayor envergadura están hechos de cemento armado. "Son de una calidad espectacular, por eso siguen funcionando", subraya Tartarini.
Renovación caños del radio antiguo. Las marcas de las viejas cañerías.
En estos momentos la empresa AySA trabaja en estos caños históricos, ubicados en lo que se conoce como "Radio Antiguo": una gran porción de la Ciudad comprendida por los barrios de San Telmo, Monserrat, San Nicolás, Retiro, Barracas, Constitución, San Cristóbal, Balvanera y Recoleta. Estos conductos -que evacuan los desagües cloacales y las aguas de lluvia por igual- cubren 1850 hectáreas, alrededor del 9% del total de la Ciudad.
Para llevar a cabo los trabajos, la empresa estatal desarrolló un sistema similar a la colocación de un stent en las arterias de un cuerpo humano: "Se inserta una tubería de PVC nueva, dentro de la existente. De esta manera se evita abrir zanjas a cielo abierto. Es un trabajo de hormiga, que realiza el personal manualmente", explicaron desde el equipo técnico.
Renovación caños del radio antiguo. Fotos históricas
Eso sí, hacer las obras demanda alrededor de un mes por cuadra. Ahora se encuentra cerrada la calle Salta, entre Juan de Garay y Pavón. En la web de AySA hay un cronograma donde se pueden consultar los cortes futuros.
Volviendo a las obras originales en el "Radio Antiguo", por aquellos años sucedió algo para lo que no se pudieron hacer previsiones: la explosión demográfica de Buenos Aires, que en menos de 30 años pasó de ser casi una aldea a una gran urbe. A fines de 1860 tenía 180 mil habitantes, pero para principios del 1900, llegaba al millón.
"Para 1905 toda la infraestructura construida quedaba insuficiente. Por eso en los años 20 se pone en funcionamiento una segunda red, que ya separaba lo privado de la urbano (cloacas por un lado y rejillas por el otro). Esta segunda red queda chica 10 años después, porque se da el fenómeno de conurbación. Es así que a fines de los 40 se construye una tercera red", detalla Tartarini.
Algo similar ocurrió con el Palacio de Aguas Corrientes, la fabulosa construcción ubicada en la manzana delimitada por Córdoba, Riobamba, Paraguay y Ayacucho. "El edificio contenía doce tanques de agua. Se proyectó en 1872 con la idea de suministrar agua a una población de 400 mil habitantes. La construcción arrancó en 1886 y se inauguró en 1894, cuando ya había 800.000 vecinos y electricidad. Para ese momento había edificios de cinco pisos en Avenida de Mayo y la potencia del agua ya era insuficiente para llegar a los pisos superiores", grafica el arquitecto Tartarini.
Es decir que el edificio de la calle Riobamba quedó obsoleto casi el mismo año de su inauguración. Para ayudarlo a abastecer a la Ciudad, en 1915 y 1917 se inauguraron otros dos grandes tanques, ubicados en Caballito y Villa Devoto. También se los colocó en edificios de estilo, pero lejos de la grandilocuencia del Palacio de Aguas.
El Palacio funcionó como tanque hasta 1978. Fue declarado Monumento Histórico en 1987 y, además de oficinas, tiene un pequeño y acogedor museo en el que se cuenta parte de la historia de la Ciudad, la que transcurre en superficie y aquella que no se ve, debajo de las baldosas porteñas.
Fuente: https://www.clarin.com/ciudades/viaje-entranas-ciudad-renuevan-sistema-canos-subterraneos-funciona-hace-100-anos_0_ryzJXxx3Z.html